“A la derecha no le importa un juicio ni que se sepa la verdad” del caso AMIA

AMIA

Sobre Héctor Timerman, exCanciller argentino, recae la prisión preventiva que, por motivos de salud, cumple de forma domiciliaria. Esta medida fue ordenada el jueves por el juez Claudio Bonadío, por “traición a la Patria” por haber firmado el Memorándum de Entendimiento con Irán en el marco de la causa que investiga el atentado a la AMIA.

Después de acusaciones y desmentidas cruzadas, Timerman explicó en una entrevista con Página 12 que esta situación se debe a que “nosotros rompimos normas del establishment internacional con el Memorandum.

Un país del tercer mundo como la Argentina no podía tener la audacia y la independencia para dirimir con Irán el acto de violencia y muerte que fue el atentado contra la AMIA.

Nota Relacionada
Los de Cambiemos tendrían que estar en Guantánamo

Estados Unidos, Alemania, Francia, el Reino Unido, China y Rusia firmaron un acuerdo con Irán. Ahora Donald Trump lo quiere terminar, pero nadie dice que quien firmó ese acuerdo con Irán, Barack Obama, es un traidor a la patria. ¿Por qué? Porque ellos son el selecto club de los que ponen las reglas”.

En este sentido, explicó que “la derecha internacional utiliza el caso. No les importa un juicio ni que se sepa la verdad. Nuestro criterio, innegociable, siempre fue que tiene que haber un juicio, más aún teniendo en cuento lo que nosotros vivimos durante la dictadura”.

Respecto al memorándum, Timerman recordó que el objetivo del acuerdo fue “destrabar una causa que no podía avanzar. Y le aseguro que era muy difícil. Estaban los que pretendían que los imputados tomen un avión y vengan a entregarse.

Nota Relacionada
Dalbón, "no va a existir un Ministerio de la venganza"

Eso no ocurrió en 19 años. Cristina me insistía en buscar alternativas y una posible era que el juez viajara a Teherán a tomar las declaraciones. En eso puso el acento la Presidenta”.

Por eso, al aceptar el inicio del diálogo, se generó “el enojo de la derecha internacional. Los fondos buitres, la derecha norteamericana e israelí siguen insistiendo en que fue Irán quién cometió el atentado, pero no permiten que dictamine la justicia.

Y así estamos hace 23 años. La Argentina debe saber la verdad, no podemos ser alfiles de conflictos ajenos. La causa AMIA no puede ser un arma de propaganda sólo para castigar un país”.

Nota Relacionada
El juicio no puede empezar hay un recurso de queja pendiente

El texto fue redactado entre él y el canciller iraní para luego ir al Congreso de la Nación, donde fue aprobado. “En ningún documento, ni uno solo, figura alguna palabra que indique que se negociaba alguna otra cosa fuera del caso AMIA.

Nunca, jamás, se mencionaron las palabras petróleo o energía o finanzas. Todo estaba centrado en el tema AMIA. Es más, les dijimos que ni siquiera un acuerdo cambiaría nuestro voto sobre Irán en los organismos internacionales respecto de la cuestión nuclear, tema en el que la Argentina tiene peso, ni en los organismos de derechos humanos”.

Según Bonadío, el memorándum era una pantalla para lograr que Interpol levantara las alertas rojas que pesan sobre los acusados iraníes. Sin embargo, esto fue desmentido por el ex secretario general de ese organismo y por el propio Timerman que explicó que Interpol fue uno de los auspiciantes del diálogo.

Nota Relacionada
Gabriel Katopodis, la formula Kicillof-Magario está cerrada

Al norteamericano Ronald Noble, secretario general de Interpol, lo conoció antes Alberto Nisman que yo. Nisman mantenía un contacto permanente.

Cuando yo le conté que íbamos a dialogar, él vio la iniciativa con entusiasmo y le dije: “mire que lo importante que tengo para sostener una negociación es la sanción que implican las alertas rojas”. El me dijo: “Quédese tranquilo, no va a haber ningún cambio”.

LINK DE LA FUENTE

 

Facebook
Twitter