Al intendente de Paraná el Gobierno le soltó la mano

Al intendente de Paraná el Gobierno le soltó la mano

El jefe comunal de Cambiemos fue procesado por vínculos con el narcotráfico y deberá depositar un millón de pesos para no ir preso, tal como tuvo que confirmarlo Patricia Bullrich a través de Twitter. Hasta hace poco, el Gobierno evitaba pronunciarse e incluso Macri recibía al dirigente de la UCR, que integra la mesa nacional de conducción radical.

Al intendente de Paraná el Gobierno le soltó la mano

[dropcap]T[/dropcap]ras las idas y vueltas, el escándalo con el intendente macrista de Paraná, Sergio Varisco, alcanzó otra envergadura que llevó a que el gobierno nacional se quede sin más opción que soltarle la mano: fue procesado por vínculos con el narcotráfico y deberá depositar un millón de pesos para no ir preso.

Entrada Relacionada
Las escuchas que complican al intendente Macrista acusado de narco

Según el medio local Análisis Digital, el juez Leandro Ríos consideró a Varisco y el resto de los acusados coautores penalmente responsables del “delito de financiamiento de actividades de comercio de estupefacientes, en concurso ideal”, como así también peculado, por el uso de fondos municipales. Por esa razón, decidió que el jefe comunal deberá depositar un millón de pesos en concepto de caución real para mantener la excarcelación.

Tal es el corte de la soga que, hasta el momento, el presidente Mauricio Macri le tendía hasta hoy a Varisco -integrante de la mesa nacional de conducción de la UCR- que la noticia fue confirmada por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

“Quien se ponga del lado equivocado tendrá su castigo. Para nuestro gobierno no existen amigos ni privilegios que nos frenen en nuestro camino hacia una Argentina Sin Narcotráfico”, tuiteó esta mañana Bullrich, antes de que la noticia trascendiera en los medios.


Hasta esta instancia, tanto Macri como sus funcionarios evitaban pronunciarse sobre el escándalo del narcointendente, pero no evitaban las fotos con el dirigente radical entrerriano. Tanto es así que tanto el propio mandatario como el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se reunieron en varias oportunidades con el jefe comunal.

Frigerio, funcionario vinculado a las gestiones con gobernadores e intendentes, es además un dirigente de peso en la política de Entre Ríos.

Hace unas semanas, cuando el Ejecutivo, con Macri a la cabeza, salió a anunciar un programa de lucha contra el narcotráfico, Varisco salió a apoyar públicamente la iniciativa, a pesar de estar al borde de ser procesado por una causa de esa índole.


La causa que lleva adelante el juez Ríos comenzó en mayo del año pasado tras el hallazgo de una avioneta con 317 kilos de marihuana en un campo de Colonia Avellaneda, localidad vecina a Paraná. A partir de ese momento, comenzaron las escuchas que terminaron complicando a Hernández y Varisco.

El año pasado se filtró una escucha de Hernández y Celis, donde éste último le recrimina una supuesta falta de cumplimiento de “los compromisos” asumidos por el intendente Varisco, en el marco de la campaña política. “Yo te dije diez mil veces a vos: no voy a trabajar con Varisco porque me va a cagar, y vos qué me dijiste, qué me dijiste? decímelo en la cara… vos me dijiste: no, no te va a cagar, no te va a cagar. Y me está cagando; él mismo me manda a pegar. ¿Te pensás que soy estúpido?” dice el presunto narco.

Según la investigación, Varisco habría financiado actividades de narcotráfico, es decir, que aportaba dinero para que la organización liderada por Tavi Celis se aprovisionara de cocaína que luego vendía en distintos barrios de Paraná y Concordia.

Además, la acusación sostiene que el intendente, el concejal Hernández y la policía y funcionaria municipal Bordeira adquirieron al menos seis ladrillos de cocaína por la que pagaron entre 150.000 y 165.000 pesos por cada uno, para su comercialización.

FUENTE: Politicargentina


 

Facebook
Twitter